AIRE ACONDICIONADO CON RADIADORES

La instalación del dispositivo en los radiadores permite que puedan utilizarse también para proporcionar aire acondicionado. Haciendo circular agua fría por los mismos, proporcionada por ejemplo por una bomba de calor, la corriente de aire forzado que proporciona el dispositivo al ambiente será proporcionalmente frío, lo cual consigue finalmente la climatización de cualquier estancia. Teniendo en cuenta que los radiadores están distribuidos por todas las estancias de la vivienda, el aire acondicionado también estaría disponible en toda la vivienda.
Ésta utilidad es especialmente interesante en instalaciones de aerotermia, ya que permite utilizar la misma instalación de radiadores para calefacción de baja temperatura en invierno y aire acondicionado en verano.

 

VENTAJAS

– No se necesita eliminar los radiadores como con los fancoil.
– Se aprovecha el mismo circuito de radiadores.
– El aire acondicionado se tendría disponible en toda la vivienda, simultánea o individualmente.
– No requiere instalación de unidades individuales por estancia como el a/a convencional.
– Una única unidad exterior. Instalación rápida.
– La única obra es la conexión de la bomba de calor con el circuito de radiadores.
– Válido para obra nueva o existente.
– En obra nueva o reforma se evita preinstalación de a/a o conductos y calefacción por separado.
– Sistema altamente eficiente.
– Bajo consumo.
– No reseca el ambiente.